Siguenos en Facebook

227 - Tomo IV

A medida que la II Guerra Mundial involucraba más países, la Kriegsmarine debió multiplicar su esfuerzo de lucha. Con la campaña en el Norte de Africa y ante las insuficiencias de la Marina de Guerra Italiana, Alemania debió mandar unidades al Mediterraneo. Con la apertura del frente del Este, también en el Mar Baltico debieron desempeñarse buques de guerra pesados y otras unidades menores. El envío de submarinos, dragaminas yl lanchas rápidas al Mar Negro fué una hazaña espectacular que sirvió para mantener casi nula la actividad marítima soviética. La Kriegsmarine en plena acción en todas las costas!.